Contaminación plástica: ¿cómo afecta su salud?

La contaminación plástica se está expandiendo junto con la sociedad humana. Se ha demostrado que existen numerosas especies animales con microplásticos en su tracto digestivo. Los efectos sobre los seres humanos y su salud ya se pueden percibir de forma incipiente.

La contaminación plástica se está convirtiendo en uno de los mayores problemas de la población humana. El plástico es uno de los materiales que más utilizamos en la industria, especialmente en la industria alimentaria. Sin embargo, sus efectos aún no se comprenden bien.

El plástico sigue un «ciclo de vida», es decir, una serie de etapas por las que pasa durante toda su existencia . Su proceso consta de cuatro fases:

  • Extracción de material
  • Transporte
  • Fabricación y refinación
  • Gestión de uso y residuos

Actualmente se están estudiando los efectos de la contaminación plástica en cada una de estas etapas. Ya está claro que tiene una multitud de efectos nocivos para la salud humana y que es más que un problema ambiental.

Por lo tanto, en este artículo, explicaremos cómo la contaminación plástica afecta su salud, ya que todos estamos expuestos a ella. Debemos ser conscientes para repensar un uso más responsable socialmente de este material.

¿Cómo afecta la contaminación plástica a la salud?

Se está estudiando la contaminación plástica para determinar el alcance de sus efectos en el cuerpo. Sin embargo, ya se sabe que los microplásticos causan daños a muchos otros seres vivos, como los peces.

Los microplásticos son partículas que miden menos de 5 milímetros de diámetro. Son producidos por la división de plásticos más grandes que, a medida que se hacen cada vez más pequeños, invaden todo el medio ambiente, especialmente el agua.

Esto se debe a que gran parte de los desechos plásticos terminan en el mar. Los científicos han demostrado que los microplásticos se encuentran en más de 100 especies acuáticas a lo largo de sus tractos digestivos. En otras palabras, la fauna marina está siendo contaminada por ellos.

El gran problema es que muchas de estas especies forman parte de nuestra alimentación. Además, esta contaminación plástica también está enfermando a los animales. Por ejemplo, es muy normal encontrar tortugas con obstrucción intestinal provocada por ellas.

Con el tiempo, es probable que estos microplásticos se vuelvan aún más pequeños. Estas partículas podrían eventualmente ingresar a nuestros tejidos y actuar de manera tóxica. Lo cierto es que esto sigue siendo una hipótesis, pero los modelos experimentales prueban su posibilidad real en humanos.

Los plásticos están presentes en nuestro día a día.

Contaminacion Quimica

La contaminación plástica no se limita a los problemas intestinales debidos a bloqueos, sino que va más allá. Los plásticos hacen que otros contaminantes se adhieran a ellos, manteniéndolos en la superficie de los mares y ríos.

Esto sucede, por ejemplo, con los hidrocarburos aromáticos policíclicos. De esta forma, aumenta la toxicidad de estas sustancias, porque pueden permanecer por más tiempo.

La contaminación plástica y las fases de su ciclo.

Como ya hemos mencionado, el plástico sigue un «ciclo de vida». En cada una de sus fases, es probable que afecte la salud de alguna manera.

Debemos tomar un papel activo en la reutilización de plásticos para proteger nuestra salud.

En primer lugar, durante la fase de extracción y transporte, se producen muchas emisiones químicas. Estas sustancias, como el benceno, pueden afectar nuestro sistema inmunológico. También parecen tener potencial carcinogénico y toxicidad para el sistema nervioso, entre otros efectos. Lo mismo ocurre durante el refinado y la fabricación.

Las fases de uso y gestión de residuos son las más importantes. Prácticamente todo el mundo está expuesto a los efectos del plástico y tiene contacto diario con numerosos productos que lo contienen.

De hecho, como indicábamos en el apartado anterior, no gestionar adecuadamente los residuos significa que, al final, estamos ingiriendo el mismo plástico que tiramos. Por tanto, es importante estar muy atento al problema y utilizarlos de forma responsable.

En conclusión

El plástico está presente en nuestra vida diaria, y es posible que no podamos eliminarlo por completo, pero debemos poder racionalizarlo y reutilizarlo. Es necesario un uso socialmente responsable para no enfermarnos por nuestros propios residuos.

La vida silvestre ya está sufriendo los efectos de la contaminación plástica y la especie humana puede seguir el mismo camino. Depende de nosotros tomar medidas para revertir el proceso.

Deja un comentario

Contact Us